Siguiendo con nuestra intención de dar a conocer figuras valencianas que independientemente que hayan sido masonas, o no,  tuvieron en su día una posición librepensadora y solidaria con los más desfavorecidos, en esta ocasión nos vamos a referir a Amelia Jover Velasco, nacida en Cullera en 1910 y fallecida en París en 1997.

Amelia, una mujer rebelde y valiente, comprometida con el feminismo, con la lucha por los derechos sociales y por el medio ambiente.

Perteneció, entre otras organizaciones, a un grupo naturista perteneciente a la FAI, al Sindicato de gastronomía de la CNT (donde fundó una rama femenina) y a las Juventudes Libertarias, donde en 1938 llegó a ser Secretaria General de su Comité Regional.

Defendió la II República llegando a pertenecer a la Sección de Defensa del Comité Regional de Levante. Al finalizar la guerra, estando embarazada, fue detenida en el puerto de Alicante. Con ayuda de compañeros de la CNT consiguió darse a la fuga pudiendo llegar a Francia donde fue conducida al tristemente famoso Campo de Concentración d’Argeles. Después de diferentes visicitudes consiguió llegar a Túnez donde trabajó en el campo y se dedicó a enseñar a leer a niños sin escolarizar.

En 1962 se trasladó a París para continuar defendiendo sus ideales libertarios y ayudar a los más desfavorecidos. Después de trabajar estudiaba en horario nocturno y formó parte de la Agrupación Confederal de París.

Hasta los últimos años de su vida estuvo activa en su militancia, asistiendo en ocasiones a reuniones clandestinas de la CNT en Valencia y colaborando en los últimos años con la Fundación Salvador Seguí de Valencia.

Según nos cuentan miembros de Cullera Laica practicaba el naturismo y le gustaba mucho nadar, dicen que se le veía nadar en la playa de Cullera yendo desde la orilla hasta la conocida como Penyeta del Moro, a 1 Km. aproximadamente de la orilla de la playa. Por ello el 13 de marzo de 2010 en el centenario de su nacimiento la Asociación Cullera Laica realizó un acto en su memoria.

Fuentes: