Doctor Moliner - Valencia

«Paz y Armonía Social por el Amor y la Ciencia». Monumento en La Alameda de Valencia dedicado al Doctor Moliner

Si bien fue contemporáneo de Blasco Ibáñez y tuvo relación con él en un periodo histórico donde la masonería tuvo mucha relevancia en Valencia, no hay constancia de que el Doctor Moliner fuera masón o hubiese tenido contacto con la masonería. Incluímos su referencia en esta página Web porque su trabajo y esfuerzo por una sanidad al servicio de los más desfavorecidos lo hacen merecedor de nuestro reconocimiento.

Nacido en Valencia en 1851, hizo sus estudios de medicina en esta misma ciudad, obteniendo posteriormente la cátedra de Patología Médica en 1883 en la Universidad de Zaragoza, llegando a ser posteriormente rector de la Universidad de Valencia.

Centró gran parte de su vida en la lucha contra la tuberculosis, preocupándose especialmente por las clases más humildes, pues vio que sus condiciones de vida favorecían el desarrollo de la enfermedad y su propagación, dificultando su curación. Pensaba que una vida sana, al aire libre y con una alimentación adecuada era la mejor terapia para ayudar a combatir la enfermedad.

Propuso la creación de lo que el llamaba «Granjas – Sanatorios», donde ingresar a los más pobres y poder darles un tratamiento a base de aire puro, sol, reposo, dieta sana y vigilancia médica.

Se volcó en la recaudación de fondos para poder ofrecer este servicio a los más pobres, haciendo una colecta entre los estudiantes valencianos de medicina y una suscripción entre los obreros. Hay que recordar que en aquella época no existía la sanidad pública.

Con los primeros fondos recogidos, en 1898 arrendó unos terrenos pertenecientes a la Cartuja de Porta-Coeli en Serra (Valencia), realizando obras que fueron inauguradas en julio de 1899.

Su idea inicial era desarrollar y mantener este proyecto mediante financiación pública y bonos de suscripción popular.  Consiguió que su proyecto fuera declarado de utilidad pública por parte del gobierno de España de aquel momento aunque no llegó a conseguir subvención alguna. El Doctor Moliner llegó incluso a presentarse y ser elegido como diputado en las Cortes para poder defender mejor su proyecto de Sanidad para los más pobres.

En 1905 consiguió que el Rey Alfonso XIII visitara el Sanatorio de Porta-Coeli, obteniendo por parte de este la promesa de una ayuda financiera, la cual tampoco llegó nunca a concretarse.

Murió en 1915 sin haber conseguido su propósito de que el Sanatorio fuera financiado por los presupuestos del Estado, pero su esfuerzo no fue Baldío.

Podemos afirmar que si hoy disfrutamos de una Sanidad Pública, la cual tenemos que defender más que nunca, es gracias a personas como el Doctor Moliner y a los miles de trabajadores y estudiantes valencianos que dieron su esfuerzo y apoyo económico.

Lo que fue el Sanatorio para tuberculosos que creó el Doctor Moliner,  durante los primeros años de la dictadura franquista fue un campo de concentración donde se fusiló a miles de republicanos y actualmente es un Hospital Público llamado del Doctor Moliner.

Nota: El principal objetivo de este artículo es dar a conocer y poner en valor la figura de un humanista como fue el Doctor Moliner, en lo que se refiere a su labor en favor de los más desfavorecidos, animamos a nuestros lectores a profundizar más en la figura de este Ilustre valenciano.

Enlaces relacionados:

Despedimos este artículo con la inscripción que figura en el monumento al Doctor Moliner que hay en Valencia:

«Paz y Armonía Social por el Amor y la Ciencia»