La Pobreza

Artº de opinión

La Pobreza

Hablar de Derechos Humanos es remontarnos a los Derechos del Hombre y del Ciudadano aprobados por el pueblo Francés en Asamblea General en 1789, era el S. XVIII el S. de las Luces. El movimiento de las ideas y la aparición de instituciones de carácter científico fue la bandera de la Ilustración que  marca un antes y después en la historia: la separación del oscurantismo reinante, del fanatismo religioso, y las luces de la razón desterraron a la religión y al poder absoluto como base de la sociedad, abanderando nuevos  valores como la libertad de pensamiento, la tolerancia y la libertad de expresión, el pluralismo y el espíritu crítico y los valores republicanos de Libertad, Igualdad, Fraternidad y Laicidad que nuestros hermanos masones defendieron y sumaron a las revueltas sociales.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos proclamada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 10 de Diciembre de 1948 está ligada a la reciente II Guerra Mundial. Se obliga a la humanidad a reflexionar sobre aquellos Derechos del Hombre olvidados y, después de la tragedia vivida, restablecerlos como ideal común para todos los pueblos y naciones recordando los de la  Declaración francesa de 1789.

El artículo 23.1  dice:

Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo.

Y el artículo 25.1 dice:

Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios; etc.

La pobreza es una situación en la cual no es posible satisfacer las necesidades físicas y psicológicas básicas de una persona, ​ por falta de recursos como la alimentación, la vivienda, la educación, la asistencia sanitaria, el agua potable o la electricidad. La pobreza puede afectar a una persona, a un grupo de personas o a toda una región geográfica.

También se suele considerar como pobreza a las situaciones en que la falta de medios económicos impide acceder a tales recursos. Situaciones como el desempleo, la falta de ingresos o un nivel bajo de los mismos. Asimismo la pobreza puede ser el resultado de procesos de exclusión social, segregación social o marginación.

Pero la pobreza se vive distinta en el primer o el tercer mundo. Mientras en el primer mundo hablamos de carencias de bienes y servicios en el tercer mundo se habla de necesidades vitales como el alimento, el agua, es decir diferencias entre pobreza y pobreza extrema como miseria e indigencia. Es un problema de DDHH o es un problema de justicia, coherencia y honestidad gubernamental?

Los países pequeños afectados por conflictos armados son los que presentan las tasas más altas de pobreza y me avergüenza que mi país sea uno de los que invierte y vende armas a otros países destinadas a estos menesteres.  No es una hipocresía?

La violación de los DDHH es una cruel bofetada de realidades en todo el mundo y la reacción oficial también es unánime:.. para eso están, para proyectar esa meta. Pero no son un credo, las cuestiones son terrenales y conciernen a políticas concretas y el discurso de los Derechos Humanos ha servido para defender intereses muy diferentes, incluso el mismo y su contrario.

Otros nuevos objetivos mundiales ponen en el punto de mira aquellos objetivos pasados incumplidos, se trata de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, los conocidos ODS adoptados por los Estados Miembros en 2015 para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar la paz y prosperidad en el 2030, con el lema pobreza cero, hambre cero, SIDA cero y discriminación cero contra las mujeres y las niñas.

Erradicar la pobreza en un mundo en donde 30 M. de niños crecen pobres en los países más ricos se aleja de la utopía, estamos sumidos en un caos y más ahora con la pandemia del COVID-19 que castiga duramente a los más pobres estimando que la pandemia ha empujado a la pobreza  en el 2020 a  115 millones de personas y se espera en este año 2021 que sean 150 millones.

Los nuevos pobres serán habitantes de países que ya presentan tasas de pobreza elevadas y afectará cada vez más a habitantes de zonas urbanas y ya se habla de no poder alcanzar los objetivos en 2030 por la pandemia, los conflictos y el cambio climático por las catástrofes. Se podría decir que aquello a que no atendimos en el pasado va a ser la causa de no poder llegar a los objetivos futuros, debiendo  planteárnoslo de nuevo.

Las campañas mediáticas consiguen en mi opinión desviar la atención de lo verdaderamente importante. En época de crisis aparecen personajes que abanderan la causa para abrir el debate social y establecer una consigna general. Recordemos con el asunto del clima a Al Gore candidato del partido demócrata a las elecciones en EEUU con una campaña de activismo medioambiental que podemos comparar con la ya pasada de moda Greta Tanberg.

Se dice que el banco mundial será una fuente de financiación, que respaldará ayudando al sector privado a continuar sus operaciones para mantener el empleo y que haya recuperación económica.

La erradicación de la pobreza es un deseo anhelado por todos, pero es difícil creer que podamos erradicarla si seguimos con el mismo estilo de vida bajo democracias basadas en la esclavitud de la economía difusa y dispersa y con todos los medios a su alcance para hacernos responsables de todos los males con un optimismo superficial.

Llevamos sensibilizados con el hambre desde la Declaración de los DDHH. La pobreza se agrava con epidemias, la malnutrición es el pan de cada día y las mujeres y las niñas sufren violaciones y junto con los niños también trabajos forzados, la precaria salud y la falta de educación les depara un futuro de pobreza y exclusión.

También el artículo 13 dice que toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado. Tiene derecho a salir y volver a su país. Me pregunto si podemos erradicar la pobreza si no permitimos e impedimos que los más pobres busquen agua, comida y refugio en otra parte, algo que parece un derecho de lo más natural.  Las políticas migratorias no solucionan el problema y la integración es un calvario además de no solucionar el problema de fondo, es el caos porque lejos de solucionar, solo vemos el aspecto superficial sin llegar a la médula, la esencia de las cosas.

El objetivo nº1 del ODS de erradicar la pobreza en todas sus formas en el mundo requiere construir la utopía y no veo que los sistemas actuales puedan defenderla porque existen contradicciones defendiendo igualmente un punto y su contrario.

Se dice que todo el mundo es necesario para alcanzar estos objetivos y se necesita creatividad, conocimiento, tecnología y los recursos financieros de toda la sociedad para conseguir los ODS en cada contexto.

Cuando se dice que los países están aprendiendo y aplicando medidas, innovando y aprendiendo sobre la marcha a qué se están refiriendo?

Kant decía, que el hombre es capaz de pensar y actuar por sí mísmo. También decía: «No vivimos en una época ilustrada, sino una época en ilustración», entiendo con esto que no se debe abandonar ni el camino, ni las ideas, y que muchos están dispuestos a luchar por ellas pero la gran barrera del poder económico y del liberalismo no deja actuar.

No podemos conformarnos con que otros nos digan que la causa de la pobreza son el desempleo, la exclusión social y la alta vulnerabilidad de determinadas poblaciones a los desastres, las enfermedades y otros fenómenos que les impiden ser productivas, eso no son las causas sino las consecuencias.

Se necesita sustituir esos hábitos por otros distintos porque como decía Étienne de la Boétie “.. es la costumbre la que consigue hacernos tragar sin repugnancia el amargo veneno de la servidumbre”.

Con la ilustración se arroja una luz crítica respecto a toda la herencia ideológica precedente, y se pretende idear un nuevo sistema ideológico que genere unos fundamentos sociales distintos.

¿Cuales serían esos fundamentos sociales futuros? ¿Cómo conseguirlos para una Humanidad más esclarecida?

Obsesionados por la innovación olvidamos la Historia pasada. No solo hemos de innovar, también hemos de avanzar en el mundo de las ideas y del corazón.

He dicho.

Simb.·. Claramunt