Un ritual masónico Humanista

Si bien este blog va dirigido al público en general, este artículo en concreto lo quiero centrar más en dirigirme a personas que han sido iniciadas en la masonería, estén ahora mismo o no en activo.

No se trata de hacer un estudio histórico del Rito Francés, al final del artículo ya ponemos una referencia por si algún lector le interesa la parte histórica, si no hacer una reflexión sobre lo que significa la práctica  del Rito Francés en la masonería de hoy, en la masonería del Siglo XXI, tal y como lo vemos los masones y masonas fundadores del Triángulo Palmira Luz de Valencia.

Es habitual oír en ambientes masónicos que “en el fondo todos los rituales son iguales”. No es desde luego esta nuestra opinión. Si bien en las formas pueden haber grandes similitudes, aunque desde luego no son iguales, es en el fondo donde el Rito Francés se diferencia profundamente de otros rituales.

Sin desvelar por supuesto ningún secreto masónico, vamos a intentar ver aquellos elementos que hacen que podamos definir el Rito Francés, como un rito masónico Humanista, Liberador y Laico. Un Rito que ha sabido evolucionar en el tiempo sin perder sus raíces históricas y fundacionales.

Libertad absoluta de conciencia

El adogmatismo y la libertad absoluta de conciencia son elementos esenciales. A los iniciados en el Rito Francés se les aclara que podrán… “Creer, o no creer…”, “Tener una religión, o no tener…”. Todos los elementos simbólicos que decoran la Logia son unificadores, se sustituye la Biblia, como libro “sagrado”, por otro libro o documento que haya sido previamente aceptado por todos los miembros de la Logia, de tal manera que a nadie le pueda crear conflicto, como por ejemplo “La Declaración Universal de los Derechos Humanos”.

El significado de los símbolos queda bajo la percepción de cada masona o masón, será el estudio personal y el debate en Logia sobre los mismos, lo que hará que cada uno vaya avanzando en su conocimiento.

También desaparece la referencia al GADU (Gran Arquitecto del Universo), las concepciones metafísicas quedan para el interior de cada uno.

Por ello la defensa del laicismo, que no el anticlericalismo, como elemento superador de los conflictos entre los seres humanos.

Humanista y Liberador

En el Rito Francés el ser humano es el centro, en la Logia todas las Hermanas y Hermanos se sientan en plano de igualdad, independientemente de su condición social,  de su grado de formación…

Se busca unir lo disperso, pero siempre en base a unos valores, unos valores definidos en la divisa masónica de Libertad, Igualdad y Fraternidad.

En el Rito Francés, el único límite a la razón y el sentimiento es que no vayan contra la condición humana.

Comprometido con la sociedad

El Rito Francés pone en valor, como ningún otro ritual, la divisa masónica de Libertad, Igualdad y Fraternidad.

Heredero de la Ilustración y la Revolución Francesa, compromete a sus miembros en el trabajo por una sociedad mas libre y esclarecida.

Hasta aquí unas reflexiones que podrán ser compartidas o no, por otros masones, hayan sido Iniciados en unos ritos u otros, si bien son el eje vertebrador sobre el que queremos unir lo disperso en nuestro Triángulo masónico y futura Logia en Valencia “Palmira Luz”.

Enlace de interés:

Gran Capítulo de España del Rito Francés